A falta de 1:30 para el final y con un 57-61 en el marcador el equipo gijonés tuvo tres ataques para igualar la eliminatoria (se necesitaba remontar el -6 de la ida), pero la pelota no quiso entrar y ahí se esfumaron las opciones de remontar en un bonito y emocionante duelo lastrado por la nefasta actuación arbitral.

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.